El Apple Watch pronto podrá detectar la fibrilación auricular a través de la función ECG a frecuencias cardíacas más altas que en la actualidad, lo que potencialmente permite a alguien que estaba haciendo ejercicio usar la aplicación sin relajarse previamente.

Esta función introducida con el Series 4, podía registrar las señales eléctricas generadas por el latido del corazón utilizando dos puntos de contacto.

Se le ha acreditado la ayuda a detectar problemas cardíacos, pero la versión actual de la aplicación depende un pulso «normal» para realizar la lectura.

función ECG

La versión existente ofrece una lectura «inconclusa» para los intentos de registrar una frecuencia cardíaca por debajo de 50 BPM o más de 120 BPM.

Por ello no puede ser utilizada eficazmente por usuarios que toman ciertos medicamentos que ralentizan el corazón, o son atletas de élite.

También aquellos que tienen una frecuencia cardíaca elevada después del ejercicio o sufren estrés o nerviosismo, no pueden usar la función.

Mejoras en la función ECG del Apple Watch

Apple solicitó a la FDA una actualización de su aplicación de ECG en agosto, y se le concedió la aprobación de sus cambios. Estas alteraciones, que pueden aparecer en la actualización de watchOS 7.2 prevista para la próxima semana, incluyen la ampliación del rango que puede realizar una lectura de ECG a un máximo de 150 BPM.

Para aquellos usuarios con una frecuencia cardíaca entre 100 y 150 lpm, habrá una nueva clasificación, «lectura con la frecuencia alta».

función ECG

La función puede que no esté disponible en todas las ubicaciones. Dada la aprobación de la FDA, así como un cambio en el algoritmo detectado el miércoles, parece muy probable que esté disponible para los usuarios con sede en Estados Unidos, aunque es posible que se requieran más aprobaciones en otros territorios, como Taiwán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.