Apple ha ampliado la familia de los AirPods con la presentación de un modelo que crece respecto a lo que habíamos visto hasta ahora. Pasamos del formato in-ear de los AirPods Pro al formato de diadema circumaural de los AirPods Max.

Movimientos inesperados

Con la presentación de estos auriculares, el movimiento en las redes sociales no se ha hecho esperar. Todo ha sido inesperado, desde el nombre (los rumores indicaban que podrían llamarse AirPods Studio) hasta el precio, algo desorbitado para la mayoría de usuarios.

Y es que tiene más miga de lo que podíamos esperar de unos auriculares al fin y al cabo. En primer lugar, el diseño tiene un lenguaje bastante industrial y al mismo tiempo refinado, y para mí, son una pasada por muchos detalles.

Por cómo esta hecha la diadema, por las almohadillas magnéticas y reemplazables, por la inclusión de la corona digital que ya tenemos en el Apple Watch, por el sonido computacional y por la ecualización adaptativa, que según Apple, modifica el sonido en función del ajuste y el aislamiento de las almohadillas.

Uno de los aspectos negativos, bajo mi punto de vista, es la no inclusión del chip U1 en estos auriculares, que nos permitiría un intercambio entre dispositivos más rápido incluso que AirDrop.

AirPods Max

Los AirPods «Máx» criticados

Y vamos con un tema jugoso: el precio. A ese precio, estos auriculares tienen la «obligación moral» de sonar a unos niveles de calidad mínimos muy altos. Como muy bien afirma @josejacas en Twitter, es muy difícil cuantificar y demostrar el valor de unos auriculares pasada cierta barrera de precio.

En cualquier caso, creo que es un poco oportunista criticar el precio de un producto sin haberlo probado, y mucho más anunciar su fracaso antes de que llegue a las tiendas.

Bajo mi punto de vista, estos auriculares, por su precio y especificaciones, van dirigidos a un perfil de usuarios muy concreto.

Tanto los AirPods de primera y segunda generación como los Pro, me parecen mucho más generalistas dentro de donde les enmarca su precio, pero los AirPods Max van dirigidos a audiófilos cuyo conocimiento respecto al software y hardware de este tipo de dispositivos es mucho mayor que el de el público en general.

Si lo que dice Apple sobre los AirPods Max respecto a su calidad de audio, funciones de audio 3D y cancelación de ruido, el precio me parecerá correcto. Pero las críticas hacia Apple se repetirán como siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.